Los diamantes, protagonistas de la Feria Internacional de Joyería de Hong Kong

El mercado de  diamantes fue  el mayor atractivo del 29 salón internacional de joyería de Hong Kong, que cerró sus puertas el 21 de febrero  rompiendo récord de participantes, asistencia y ventas, y consolidando su importancia en el sector.

La venta de diamantes superó las expectativas de los vendedores, explicaron miembros de la organización de esta feria, la más importante que se celebra en el continente asiático y una de las más destacadas del mundo. Los compradores procedieron en su mayoría de países de Oriente Medio, China, Tailandia e Indonesia, quienes en su mayoría se interesaron por piedras de tres quilates y formas trabajadas.

Más de 3.100 expositores procedentes de 48 países participaron en esta cita, que recibió por primera vez a expositores procedentes de Argentina, Birmania (Myanmar) y Dinamarca. Colecciones de jade de la dinastía china Qing (1644-1911), donde algunos collares alcanzaron precios de hasta dos millones de dólares de Hong Kong (cerca de 300.000 dólares), fueron algunas de las piezas más destacadas de la feria.

Según explicaron a Efe representantes de la joyería Chow Tai Fook, propietarios de estas piezas, que de forma habitual forman parte de exhibiciones en el Museo Nacional de China, son coleccionistas habituales quienes más se interesan por este tipo de antigüedades.

Joyas victorianas de oro con diamantes y piedras únicas incrustadas también formaron parte de las piezas más exclusivas de la exhibición, así como relojes y joyas “vintage” que en esta edición llamaron especialmente la atención de los visitantes.