El mayor diamante color D sin fisuras alcanza un precio de 28,80 millones de euros en una subasta

El diamante más grande que se ha presentado en una subasta ha sido vendido este martes en Ginebra, Suiza, por casi 34 millones de dólares, todo un récord mundial, según ha anunciado la casa de antigüedades Christie’s.

diamante_record

El diamante de 163,41 quilates, sin defectos, que forma parte de un collar de esmeraldas y diamantes llamado ‘The Art of Grisogono’, ha sido vendido por 33,8 millones de dólares (28,7 millones de euros), con tasas y comisiones incluidas, ha dicho la casa de subastas.

Hay muchas clases de diamantes, de diferente tamaño, forma y figura. Pero normalmente son clasificados por colores, en una escala gradual que abarca desde la D (totalmente incoloro) hasta la Z (de color amarillo o marrón claro).

Este diamante, de talla esmeralda y un color D muy poco frecuente, es uno de los más excepcionales jamás exhibidos por la famosa casa de subastas Christies’s, según el responsable de joyas de la misma, Rahul Kadakia. Esta pieza fue encontrada en una mina de Angola, y fue extraída de una piedra original de 404 quilates. De ahí viajó a Amberes (Bélgica), para ser tasada y valorada, y posteriormente fue tallada en Nueva York por 10 especialistas que pulieron y cortaron con láser la gema.

Esta venta ha constituido “un nuevo récord de precio para un diamante de color D, que es el de mayor pureza en las subastas”, ha señalado a la agencia AFP, Rahul Kadakia, el responsable de piedras preciosas en Christie’s. El comprador participó en la subasta vía telefónica y ha requerido el anonimato.

diamante_record3

“Hasta la fecha, se trata del mayor diamante D, sin defectos, en haber sido subastado”, según explicó Christie’s al anunciar que la piedra preciosa formaría parte de su venta anual de alta joyería, ‘Magnificent Jewels’. La casa de subastas ya había declarado que esperaba que esta “obra maestra de belleza incomparable y de delicada confección” alcanzara los 25 millones de dólares (21,2 millones de euros), como mínimo.

Vía: The Objective

TWINS ofrece ahora la oportunidad de pagar hasta en 12 meses a través de Aplazame

 

La tienda online de TWINS ha añadido recientemente la forma de pago aplazada a través de la pasarela de pagos de Aplazame, una plataforma de financiación cada vez mas utilizada a la hora de realizar pagos online a plazos. Con Aplazame se puede conseguir financiación hasta 12 meses en unos pocos clics..

APLAZAME_WP

El cliente solo tiene que seleccionar Aplazame como medio de pago en el proceso de compra e introducir unos datos básicos para identificarse: nombre y apellidos, DNI, teléfono y fecha de nacimiento. De manera automática, Aplazame realiza una serie de comprobaciones y, si la operacion es aprobada, el cliente sólo tiene que elegir el plazo de financiación.

Cap_anillo_1003_apl_anon_recuadro

Aplazame  muestra a los clientes el importe total que acabarán pagando, ofreciendo una financiación transparente y sin letra pequeña.  Incluso la fecha de pagos es elegida por el cliente al configurar el calendario de pagos .

aplazame_iphone_ipad

Asimismo, el cliente puede revisar todas las compras online que haya financiado con Aplazame tanto en su área de cliente de la web de TWINS como accediendo a su cuenta de cliente en aplazame.com. También puede ver el calendario y el importe de los pagos pendientes.

Por otra parte, no habrá ninguna penalización ni coste adicional si se decide pagar la totalidad del crédito antes de la fecha de vencimiento final, sólo habrá que liquidar los intereses del período en el que la financiación haya estado vigente.

 

Los “millenials” y los diamantes, vistos desde la experiencia de DeBeers

“Tal vez nunca nos casemos, y tal vez lo haremos … pero será salvaje, será amable, y será real”.

Esto es lo que dice la voz en off de un cortometraje creado para la campaña de marketing “Real Is Rare” de la Asociación de Productores de Diamantes. Dirigido directamente a los “millenials” y financiado en parte por De Beers, el mayor productor de diamantes del mundo, se publicó pocas semanas después de la designación de Bruce Cleaver como director ejecutivo de la compañía en julio. Y la pieza resume perfectamente los desafíos y oportunidades que la industria de diamantes le presentó este año.


Su trabajo lo ha llevado recientemente a Botswana, Sudáfrica y Namibia. “Una semana bastante normal”, dijo Cleaver, de 51 años, con una sonrisa mientras se sentaba en la oficina de De Beers en el centro de Londres. Junto a él había una mesa que mostraba una serie de joyas de diamantes, cuya pieza central era un simple pero sorprendente collar de diamantes que parecía deslumbrar desde cualquier ángulo posible.

Aunque alrededor del 95 por ciento de los ingresos de De Beers proviene de la minería y la producción de diamantes, garantizar la demanda en el otro extremo de la cadena de suministro por ganar más de milenios es fundamental para la salud económica a largo plazo de la industria y la piedra angular de la estrategia de Cleaver : “La campaña es sobre milenarias; No está dirigido a la pareja de éxito tradicional que vería en la publicidad hace incluso cinco años – no se trata de los compradores de diamantes en la Quinta Avenida “.

En 2015, según datos de De Beers, los millennials gastaron cerca de 26.000 millones de dólares en joyería del diamante en China, la India, Japón y los Estados Unidos, el 45 por ciento del valor total al por menor de toda la nueva joyería del diamante ese año, y haciéndolos el grupo más grande del mercado minorista del diamante. Y se espera que las cifras crezcan a medida que los milenios alcancen la madurez financiera.

“Sabemos que están invirtiendo en el sueño del diamante, pero no les gusta que les digan qué hacer, y hay tendencia a que las marcas las subestimen”, dijo Cleaver, y como padre de dos adolescentes millenials, Habla de la experiencia. “Ellos quieren relaciones satisfactorias y significativas – y los diamantes se dan en los grandes momentos de la vida, por lo que cumplen una enorme necesidad emocional”.

Anglo American, que tiene una participación del 85 por ciento en De Beers, está apostando a los consumidores de diamantes milenarios. Puso diamantes, metales preciosos y cobre en el centro de su cartera más ligera a principios de año.

Bruce_Cleaver_debeers

Para Cleaver, que se desempeñó como director de grupo de estrategia y desarrollo de negocios en Anglo American y antes de que era responsable de la estrategia de De Beers, el reto es ajustar la oferta de productos a los consumidores que están progresando más lentamente en la trayectoria tradicional de vida anterior Generaciones, que ponen una prima en la individualidad, y toman un acercamiento más ocasional al usar la joyería – ya matrimonio.

Mientras que las bodas y los regalos a las mujeres casadas siguen siendo la espina dorsal del negocio de la joyería del diamante en los Estados Unidos, representando el 65 por ciento de todas las ventas por valor, la proporción ha caído desde un 70 por ciento en 2013, ya que según Cleaver, cada vez más mujeres compran sus propias joyas.

La perspectiva de crecimiento para China e India es un enfoque clave, con la empresa aumentando su comercialización para ayudar a impulsar las ventas entre los ricos y aspirantes a los clientes de clase media en esos países.

Pero China es un país difícil de leer, agregó  Cleaver: “Encontramos que los consumidores chinos siguen comprando; Tal vez estén comprando más inteligentemente de lo que solían hacerlo. Viajan a áreas donde la moneda es más débil, por lo que todavía hay crecimiento potencial, pero no esperamos un crecimiento importante en China en el próximo año “.

un diamante es para siempre

Las huelgas minoristas en la India llevaron a resultados decepcionantes para la primera mitad de 2016, pero sigue siendo un mercado “tentador” a medida que la clase media crece, dijo Cleaver, agregando que “el país está fuertemente invertido en el negocio del oro, En el negocio del diamante, también “. Dijo que cree que los cambios realizados por el actual gobierno indio creará crecimiento y, esperamos, oportunidad. “Es una frase usada en exceso, pero estoy cautelosamente optimista acerca de 2017 para el negocio”, dijo.De Beers tradicionalmente vende sol

Aproximadamente el 90 por ciento de los diamantes en bruto de De Beers se venden a través de la venta de eventos a compradores a granel autorizados conocidos como sightholders; El resto se vende a pequeñas y medianas empresas en subastas en línea. Pero en julio, De Beers comenzó a probar la venta de diamantes pulidos por otras empresas. “Originalmente, las subastas en línea eran un mecanismo de descubrimiento de precios, por lo que podía subastar bienes para probar lo que otras personas podrían pagar por esos bienes”, dijo Cleaver. “Pero hemos visto que los clientes migran de ser participantes de subastas relativamente pequeños a clientes contractuales a largo plazo, y creemos que el negocio tiene un enorme potencial para aumentar nuestra base de ganancias”.

Vía: New York Times

 

Sotheby’s vende el “Sky Blue Diamond”, un gran diamante azul, por 16 millones de euros

El diamante azul vivo “The Sky Blue Diamond”, pieza clave de las ventas de Sotheby’s el miércoles por la noche en Ginebra, fue adjudicado por un poco más de 17 millones de dólares (15,9 millones de euros, comisión e impuestos incluidos) según la subastadora.

“El fabuloso Sky Blue Diamond fue vendido por 17,1 millones, 33,6% más con relación a los 12,8 millones de dólares en que fue vendido por Sotheby’s en 2012″, declaró a la AFP el director de la división internacional de joyas en Sotheby’s, David Bennett.

El precio de este diamante montado en un anillo Cartier se estimaba entre 15 y 25 millones de dólares.

En noviembre de 2015, Sotheby’s logró un récord mundial por un diamante azul, con la venta del “Blue Moon de Josephine”, de 12,03 quilates, por 48,5 millones de dólares.


Otro diamante azul, el Oppenheimer, tiene desde mayo pasado el récord para piedra tallada y joya (57,5 millones de dólares), pero el “Blue Moon de Josephine” sigue siendo el único diamante en la historia de las ventas en subasta, de todas las casas subastadoras y de todos los colores, en ser vendido en más de 4 millones de dólares por quilate. El diamante azul subastado era el último lote que cerraba las tradicionales ventas de joyas excepcionales organizadas en noviembre por Sotheby’s en Ginebra.


sky_blue_diamond Otro diamante de color azul profundo (deep blue), de 7,74 quilates, fue vendido el miércoles por la noche por 13,7 millones de dólares, récord para un diamante de ese tipo de azul, según Sotheby’s. Su precio estaba calculado entre 9 y 14 millones de dólares. Dos diamantes color rosa vivo también tuvieron gran éxito. Uno de 17,07 quilates y talla esmeralda fue adjudicado en 20,8 millones de dólares, cuando se estimaba entre 12 y 15 millones de dólares.

El otro, de forma de pera y de 13,20 quilates, se vendió en 16,2 millones de dólares. Este último era calculado entre 9 y 14 millones de dólares. Un tercer diamante rosado claro (fancy light) de 40,30 quilates fue vendido en 7,5 millones de dólares.

 

Vía: lainformacion.com

Más sobre la subasta Magnificent Jewels and Noble Jewels:  Sotheby’s :

“Safari Diamante”, una experiencia de lujo buscando diamantes en las aguas de Sudáfrica

Desde el pasado 1 de septiembre ya es posible disfrutar de uno de los safaris de lujo más caros y espectaculares que se ofrecen en el planeta. Se trata de un safari sin animales, pero plagado de diamantes. La experiencia la ofrece el hotel Edwardian Ellerman House, ubicado en el sur de África. Sus huéspedes tendrán la oportunidad de bucear en busca de diamantes, acompañados por expertos buzos.

BD_SafariTravel_03254

“Safari Diamante” es el nombre que recibe esta experiencia de lujo. Su precio es de 16.000 dólares por un único día de aventura. Aquellos afortunados que tengan la opción de disfrutar del safari podrán lanzarse al agua a bucear en busca de piedras preciosas, siempre acompañados por los expertos en la materia. No obstante, aquellos que no se sientan capaces de sumergirse en las aguas sudafricanas podrán disfrutar de la experiencia desde un barco de lujo.

La costa occidental de Sudáfrica es famosa porque en sus aguas se pueden encontrar gran parte de los diamantes que luego se utilizan para engarzar las joyas más presuntuosas del mundo. La corriente de Benguela es la responsable de estas altas concentraciones en piedras preciosas.

“Safari Diamante” es una de esas experiencias que jamás se olvidarán. Todo comienza con un viaje en jet privado hacia Port Nolloth. Una limusina recogerá a los aventureros, que disfrutarán de la jornada de búsqueda de minerales. Para finalizar la experiencia, ya en el hotel, Dom Perignon obsequiará a los asistentes con una cena gourmet regada con sus mejores champagnes.

BD_SafariTravel_03258-1024x683

El precio de esta experiencia de lujo cubre todos los gastos, pero no los diamantes. Por lo tanto, si alguien quiere llevarse su “pesca” a casa tendrá que pagar el importe de la pieza para poder disfrutar de un diamante para toda la vida.

Vía: El Economista

Más información: Ellerman South Africa